martes, 29 de noviembre de 2011

Fosforos Interiores

Todos tenemos en nuestro interior los elementos necesarios para producir fósforo.Es más, déjeme decirle algo que a nadie el he confiado. Mi abuela tenia una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxigeno y la ayuda de una vela. Solo que en este caso el oxigeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de una persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos. Por un momento nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. Se producirá en nuestro interior un agradable calor que irá desapareciendo poco a poco conforme pase el tiempo, hasta que venga una nueva explosión a reavivarlo. Cada persona tiene que descubrir cuáles son sus detonadores para poder vivir, pues la combustión que se produce al encenderse uno de ellos es lo que nutre la energía al alma. En otras palabras, esta combustión es su alimento. Si uno no descubre a tiempo cuáles son sus propios detonadores, la caja de cerillos se humedece y ya nunca podremos encender un solo fósforo.

Como agua para chocolate
Laura Esquivel

sábado, 13 de agosto de 2011

Nuestros Tiempos


Somos lo suficientemente viejos para saber, pero lo bastante jóvenes como para que nos importe.
"No me importa", esa es la idea con la que encaramos la vida estos días.
No me importa romper eso...por que no es mío.
No me importa destruir mi vida, por que no la siento propia.
Es esa falta de identidad que tenemos hoy en día lo que nos hace elegir este camino de autodestrucción.
La dificultad de encontrar la individualidad en un mundo de masas, dictado por la ilusión del Sueño Americano y la mentira de la propaganda.
Necesitamos adormecer nuestras mentes, porque la verdad no existe, y ese conocimiento de por si, es autodestructivo.

V

domingo, 7 de agosto de 2011

El devenir de las cosas

Algo no puede existir si su opuesto. Siempre hay dos fuerzas luchando,es por eso que acepto creer que la guerra es la madre de todas las cosas, De allí proviene todo lo que conocemos, de ahí provenimos, y hacia eso volvemos, Esta en nuestra esencia.
Siempre me pregunte porque vive en nosotros una parte auto destructiva. Creo que estoy en lo cierto si digo que sin esa parte, estaríamos estáticos, muertos. Para Heráclito era imposible bañarse dos veces en el mismo rió. Estoy segura que es así, y sin embargo, la vida se nos escapa tratando de contener ese agua eternamente, entre los dedos que inevitablemente la dejaran ir, Estamos persiguiendo un imposible en el futuro, aquel que nunca llega, pero el mismo que nunca termina.


V

sábado, 16 de abril de 2011

Entendiendo a Hubert Selby I



Cuando estaba en la secundaria, siempre pensé que tenias que estar muerto para ser un novelista, muerto o de algún otro lado, Inglaterra, Francia.
Una de las mas profundas, incluso periféricas, epifanías que me sucedieron mientras leía Last Exit to Brooklyn de Hubert Selby Junior, fue que mi clase trabajadora de Bronx era material valido para el Arte, que las voces, las calles, los gestos que conocía tan bien, eran tan humanos, tan preciosos, y tan honorables como cualquiera de los que se pueden encontrar en décadas y civilizaciones dentro de la literatura.
Lo que quiere decir, que me senté a leer Last Exit to Brooklyn con la realización aterradora de que si tenia las ganas y el talento para ir con mis ojos y oídos abiertos, podía crecer y convertirme en escritor. No fue hasta que era mucho mas grande que comprendí que el talento y el material no significan nada sin algo extra que Selby posee y proyecta en cada página de cada libro que ha escrito: Amor, el perdón y la compasión que elevan a todos los excluidos que habitan este mundo, lo olvidado, lo depravado, la sangre fría y la insensatez. Su arte es su habilidad para humanizar lo que parece inhumano, y por extensión, humanizar al lector.
Nadie puede transmitir la experiencia visceral del sufrimiento de la gente como Selby, las crueles alucinaciones; de gracia, de paz, de amor de Easy Street, el dolor de la enfermedad de la droga, de la asfixiante ira, de la claustrofobia parental/marital/sexual, el apriete de tornillos del delirio paranoico, la patética grandiosidad de caminar el camino de los sueños, y el temor del inevitable amanecer.
Selby se mete por debajo de la piel y dentro del cerebro de las clases bajas urbanas, monólogos infernales llenos de una trágica desilusión, éxtasis pasajero y la furia obsesiva que chocan en cada página. Lo mejor, es que el nos puede llenar, literalmente de empatia.
Réquiem por un Sueño, sigue la destrucción de cuatro personas, tres jóvenes y una vieja. Aquí Selby nos muestra a los adictos, a la droga, a la esperanza, a la trágica e infantil visión del cielo en la tierra.
Incluso cuando sus personajes ascienden a las alturas, se puede preveer el desplomo de sus pesadillas, pero esto no protege al lector de experimentar un sufrimiento casi insoportable, de degradación y olvido, que es el precio de los sueños entre los débiles.
Réquiem por un Sueño es esencialmente Selby, alimentada por los momentos que hacen que el lector se sienta como el locutor testigo de del desastre Hindenburg, que solloza “¡OH, la humanidad!”
Es el regalo que nos hace una vez mas Selby, de encontrarnos a nosotros mismos sufriendo por esta gente, que nos hace amar a lo que parece imposible de ser amado.

—Richard Price
New York City
January 1988

Traducción mia!

viernes, 8 de abril de 2011

Quebec

Hermoso Quebec, lugar de película si los hay!!!
In love con Canada :)

martes, 15 de marzo de 2011

Black Month



Interviewer: Black history month you find…

Morgan Freeman: Ridiculous.

Interviewer: Why?

Morgan Freeman: You’re going to relegate my history to a month?

Interviewer: Oh, come on.

Morgan Freeman: What do you do with yours? Which month is white history month?

Interviewer: (pause) Well, I’m Jewish.

Morgan Freeman: Okay. Which month is jewish history month?

Interviewer: There isn’t one.

Morgan Freeman: Oh, oh. Why not? Do you want one?

Interviewer: No.

Morgan Freeman: Right. I don’t either. I don’t want a black history month. Black history is American history.

Interviewer: How are we going to get rid of racism?

Morgan Freeman: Stop talking about it.

viernes, 4 de marzo de 2011

Ideas de historias II

Encontrarse en minoria, incluso en minoria de uno solo, no significaba estar loco. habia la verdad y lo que no era verdad y si uno se aferraba a la verdad, incluso contra el mundo entero, no estaba uno loco. La cordura no depende de estadisticas.


G.O
1984

sábado, 22 de enero de 2011

Ideas de historias I

"Si la música es emoción, y la emoción surge del pensamiento... aquellos gritos procedian del caos."


La rebelión del Atlas

martes, 11 de enero de 2011

conversation with cubby

I think we all are, yes. Absolutely. See, which is interesting because, obviously, every second of every day, people are being born, people are dying, which means whatever this “it” is, changes. It’s in constant change, constant flux. Yet, I want to keep it still. [laughs] And I think that’s the source of so many of my problems, and I guess you could say the world’s problems: is that we’re trying to control it, instead of just surrendering to it.

Are good an evil two sides of the same face of God?
Do you believe in evil as an independent, autonomous force that acts within us or against us? Or is evil, as the Church has sometimes defined it, merely the “absence of good?”

I just don’t seem to be capable of believing in evil as some separate, distinct power within itself. I just don’t seem to be capable of believing in it, somehow. I don’t ... I can’t conceive, from my experience, how this force of evil can exist without the force of love being right there

And in this world of duality, naturally, the question would be: Well, what’s the counterpoint of the demon? Which is why I asked about the angels.

Well, actually, the counterpoint is love. As I understand it, there are only two emotions a human being can experience: love or fear. And when you’re in a state of love, you can’t think of trying to get anything. You’re incapable of thinking that way. You just seem to experience the perfection of creation and want to do what you can to make everyone comfortable–you just give away everything you have. When I talk about giving away, I’m not talking about my clothes or my house–from within me. You know, try to comfort people.

If I’m coming from any place else, I’m coming from fear, and fear takes many, many, many forms to be effective. All kinds of forms. So, if I’m facing the demon of fear, love is always available. But what I have to do is to be willing to surrender to it. Surrender my ideas: of what is right, what is wrong, and all those dreadful judgments that keep us in turmoil and ignorance and misery.


¿ Por qué vive en nosotros una parte autodestructiva?.

¿Por qué?

miércoles, 5 de enero de 2011

G.O.

el que controla el pasado, controla tambien el futuro, el que controla el presenta, controla el pasado... y sin embargo, el pasado, alterable por su misma naturalez, nunca habia sido alterado, todo lo que ahora era verdad, habìa sido verdad eternamente y lo seguiria siendo.

1984. George Orwell